domingo, 14 de octubre de 2012

Indecisiones del carajo.

Dudas varias: ¿Blanco? ¿Negro? ¿Blanco y negro? ¿Color?
Pero al final pensé: "¡Qué más da! Esa mirada les removería el alma aún estando a oscuras." Porque al fin y al cabo ella era así, cómo un soplo del espíritu santo.